Ortodoncia. Mi experiencia con brackets. ¿Merece la pena?

Tampoco es que tuviera muchos problemas de dentadura, pero llevo toda mi vida con la cosa de mejorar mi sonrisa. Nunca me he atrevido a llevar ortodoncia o brackets por temas de bulling en el colegio, además de que “unos hierros” en mi boca me parecía de lo más feo. Hoy te cuento mi experiencia con la ortodoncia. ¿Merece la pena?

Cuando creces, ya no te importa tanto lo que piense y opine la gente, incluso desconocidos por la calle… hace dos años me planteé mejorar mi sonrisa ya que siempre había tenido la espinita clavada.

Por herencia sufrí diastema, que es la separación de los incisivos centrales, los que llamamos paletillos más comúnmente.

Acudí a diferentes clínicas, que me ofrecían diferentes tipos de brackets a elegir.

Las opciones fueron las siguientes:

• Brackets de convencionales. Son los hierros metálicos de toda la vida. Suelen ser los más económicos pero también los más visibles ya que se hacen con acero inoxidable.

• Invisalign: se trata de un aparato transparente que te hacen a partir de un molde de tu dentadura, totalmente transparente y va presionando y moviendo los dientes. A medida que se van moviendo hay que hacer diferentes moldes para que se vayan adaptando. Esta opción me gustaba aunque como incoveniente estaba el precio, unos 5000€ e iba mucho más lento.

• Brakets de zafiro. Se trata de los brackets normales pero con los adaptadores que van pegados a los dientes (no sé cómo se llaman) en material de color transparente. Las gomitas que van cambiando cada mes serían también transparentes y el hilo metálico estaría recubierto de un tono blanco.

Mi elección:

Cuando me ofrecieron esta última opción se me iluminó la cara, en precio está en un rango medio de precio entre los dos anteriores y se ve muy poco a simple vista (cosa que me gustaba al trabajar de cara al público ). Decidí comenzar el tratamiento en Vitaldent. El precio se ajustaba bastante al presupuesto y había posibilidad de financiarlo.

 

El tratamiento:

Comencé en enero del 2017, recuerdo que lo primero que me hicieron fue una radiografía, limpiar y limar un poco la dentadura. Me dijeron que con mi diastema y un poquito de mordida abierta necesitaría solo 9 meses de tratamiento, así que otra razón más para empezar.

Después comenzaron a pegar los aplicadores donde se insertan las gomas, apretaba bastante. Dolía. Era molesto.

Las primeras semanas apenas podía comer, me refiero a morder y masticar. Molestaba. Unas dos semanas. No me olvidaré de un día que pedí “algo blandito” para cenar en un restaurante, spaguetti carbonara, y tardé como hora y media en comer casi todo el plato. Jajaja

Además, te suele rozar las gomitas en la parte interna de las mejillas, y puede que te provoque heridas, eso también es de lo peor del tratamiento, aunque a mí por suerte no se me formaron. Para evitar esto, te dan una masilla moldeable llamada cera, que se coloca en los finales de los dientes por si te molesta en las mejillas (mira, esto se despegaba y se quitaba solo…)

Entre unas cosas y otras, el tratamiento se alargó hasta el año y medio (culpa mía, ya que se me olvidaba ponerme las gomitas específicas para la mordida abierta después de comer).

 

Una vez finalizado el tratamiento y que los dientes ya estaban en su posición correcta, me pusieron dos retenedores, arriba y abajo, esto es para que quede todo fijo y no se pueda llegar a mover con el tiempo. Y la verdad que es mucho más cómodo así. Te olvidas que lo llevas y no te tienes que estar preocupándote de ponértelo todos los días.

Además, en el precio también me incluyeron la férula de descarga tipo Michigan. Me la debo poner todas las noches para relajar la musculatura de la mandíbula, aunque por supuesto, se me olvida muchas veces … 🙁

No te preocupes, también es bastante molesto 😉

 

¿Qué tener en cuenta si te pones brackets metálicos o de zafiro ?

Pues tienes que tener unos cuidados especiales:

  • No masticar chicle ya que se pueden pegar al aparato.
  • No puedes morder bocatas de barras de pan o alimentos duros como una simple manzana ( yo lo comía a trocitos).
  • Cuidado con el café, el chocolate y los diferentes colorantes tales como pimentón, cúrcuma, curry..ya que se tiñe muy fácilmente, refiriéndome al de zafiro.
  • Llevar siempre siempre un cepillo de dientes a mano.
  • Además recomiendo el uso de cepillitos interdentales para limpiar entre las gomitas y quizá un irrigador de agua a presión.

 

Te voy a enseñar ahora unas fotos del antes y del después, la calidad no es demasiado buena, perdonadme.

diastema

principio ortodoncia zafiro

Primer mes con ortodoncia de Zafiro

Cuarto mes con Ortodoncia de Zafiro

 

Diez meses con Ortodoncia

 

Después de ortodoncia

¿Qué te parece el cambio? Creo que se han quedado muuy bien. Para mí, una de las mejores decisiones de mi vida 😉

¡Simplemente, ahora sonrío más!

¿Tú has llevado brackets? ¡Cuéntame tu experiencia en los comentarios!

2 Comentarios

  1. virginia dice:

    Me encanta como te han quedado los dientes, tienes una sonrisa muy bonita

    1. admin dice:

      ¡Muchas gracias! Me alegra que te guste 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *